LA CRISTALOTERAPIA

Así se denomina a la sanación holística a través de los cristales. Para ello hay que saber que no es lo mismo un mineral, un cristal, una roca, una gema o una piedra, y que cada uno de ello debido a sus componentes, se usa para la sanación de uno u otro factor o dolencia. Pero la distinción entre ellas lo trataremos en otro artículo.

Ahora vamos a centrarnos en cómo usar una de las armas más antiguas y poderosas de este universo, ya que todo lo que conforta la materia terrestre fue sembrado por el polvo estelar en el origen de los tiempos, y de ahí provienen nuestros actuales cristales.

Para entender la cristaloterapia hay que tener la mente abierta, entender e interiorizar la idea de que somos parte de un todo más allá de nuestro raciocinio y entendimiento. Por ello cualquier cristal o piedra que usemos tenemos el deber y la obligación de respetarlo, tratarlo con la delicadeza que merece y darle su pequeño sitio. Si la energía de un cristal puede ayudarte para una dolencia o limpieza o compañía… o uno de las muchas utilidades para que las que pueden usar su energía, no podemos más que ser agradecidos y respetuosos con aquello que la tierra nos ofrece.

La palabra Krystallos proviene del griego y significa “luz cristalizada”, de ahí que existen diversas teorías que invitan a usar la luz interior de una piedra o cristal. El poder transformador de un cristal va más allá de lo que vemos a priori en él, emiten una combinación vibratoria que nace de tres partes del cristal, 1 La Vibración, 2 El color, 3 Talismán; estos tres elementos juntos emiten vibraciones estabilizadoras que unen a los poderes sanadores del color y usan su energía para proteger los espacios y las personas a su alrededor.

1.- La Vibración: El patrón de los átomos que conforman los cristales es muy simétrico, se llama, red cristalina. Esto convierte a los cristales en grandes y fuertes recipientes y transmisores de energía y vibración.

2.- Color: Es conocido como los colores que nos rodean afectan a nuestro estado emocional. Una piedra con un color brillante natural tendrá mucha más fuerza que una pintura creada artificialmente, para poder ayudarte a mantener la calma con sólo mirar su interior, o a ordenar tu mente, depende del color y el cristal en sí, así será su uso.

3.- Talismán, también del griego, Telein, significa, iniciarse en los misterios, y a su vez, en lo tradicional, un talismán es un objeto que tiene propiedades mágicas o milagrosas. Usar la energía propia de cada piedra, por ejemplo, usar una calcita para convertirnos en más amables y receptivos, o la fluorita para concentrarnos mejor y tener más claridad mental, hace que establezcamos una unión energética con dicho cristal, y esto lo puede convertir de manera inmediata en un gran talismán.

Usando todo lo que un cristal nos ofrece se puede llegar a la sanación holística o al menos una ayuda más en nuestra dolencia. Es obvio que son procesos lentos y donde se debe hacer usando el cristal adecuado para nosotros dependiendo de nuestro signo del zodiaco, nuestra localización al nacer, todos aquellos datos que hacen de la magia de la tierra algo tan personal e intransferible como tu propia energía.

A través del estudio y el conocimiento darás con tu mejor talismán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *